Qué saber de mi seguro de coche

¡Tú primer coche! Te decimos qué tienes que saber sobre el seguro de automóvil para manejar por la carretera sin problemas.

La primera vez que te sientas en el asiento del conductor y arrancas el motor de tu propio coche es especial, tanto si se trata de un modelo nuevo y deportivo que recibiste como regalo de graduación en la universidad como de un cacharro que compraste con los ingresos de un trabajo de verano. Sin embargo, antes de salir a la carretera, tómate un momento para saber cómo contratar un seguro de coche y así obtener la protección que necesitas en el lugar donde vives.

Cuando conduces el coche de tus padres, estás cubierto por su póliza. Sin embargo, una vez que seas el propietario registrado de un vehículo, tendrás que contratar tu propio seguro de coche.

El seguro de autos no sólo te protege económicamente en caso de accidente, sino que también te mantiene dentro de la ley. En la mayoría de los estados, debes comprar al menos una cantidad mínima de cobertura para conducir legalmente.

Términos sobre el seguro de coche

Si es la primera vez que compras un seguro de coche, es una buena idea entender los diferentes tipos de cobertura que puede incluir una póliza. Algunos tipos son obligatorios y otros son opcionales:

El seguro de responsabilidad civil paga la reparación de los daños y el tratamiento de las lesiones que sufren otras personas si tú causas un accidente. Los límites de cobertura suelen expresarse en una serie de tres números, como 100/300/50.

Esto significa que tu póliza pagaría hasta 100.000 pesos por lesiones a otra persona, hasta 300.000 pesos en total por daños corporales en un accidente y hasta 50.000 pesos por daños a la propiedad. La mayoría de los estados exigen que se contrate una cantidad mínima de seguro de responsabilidad civil, pero se puede (y a menudo se debe) contratar más.

Persona intercambiando dinero y llaves de auto

El seguro de protección contra lesiones personales o de pagos médicos cubre tus facturas médicas y las de tus pasajeros por lesiones relacionadas con el accidente, independientemente de quién lo haya causado.

Algunos estados exigen la contratación de tus seguros. La cobertura varía según el estado, pero en su versión más amplia, el seguro de protección contra lesiones personales también paga los salarios perdidos y el costo de sustitución de los servicios que la persona lesionada habría prestado normalmente.

Puedes cubrir los gastos funerarios

La cobertura para automovilistas sin seguro paga tu tratamiento médico si te atropella un conductor que no tiene seguro. La cobertura de motorista sin seguro paga tu tratamiento si el conductor no tiene suficiente cobertura de responsabilidad civil para pagar todas tus facturas médicas.

También puedes contratar una cobertura de daños materiales para automovilistas sin seguro, que paga las reparaciones de tu vehículo. Algunos estados exigen que los conductores tengan algún tipo de cobertura para conductores no asegurados.

Reunión de personas

Los seguros de colisión y a todo riesgo son opcionales en los estados. La cobertura por colisión paga la reparación de tu coche si resulta dañado en un accidente, o te reembolsa el valor de mercado del coche si es total. La cobertura a todo riesgo paga si te roban el coche o lo dañan por algo que no sea un accidente de tráfico, como una catástrofe natural, vandalismo o colisión con un animal (por ejemplo, si chocas con una vaca en la carretera).

Hay extras disponibles, como la asistencia en carretera y la cobertura de reembolso de alquiler, que paga un coche de alquiler si el tuyo está en el taller debido a un siniestro.

También te puede interesar: ¿Qué seguro de arrendamiento de auto elegir?

La mejor información sobre tarjetas de crédito y finanzas están a un clic