Conductores adolescentes son un riesgo al volante

Todos los conductores ya sean adolescentes o adultos son un riesgo al volante, sin embargo al ser más joven es necesario conocer ciertos puntos importantes.

Joven adolecente siguiendo indicaciones de un adulto al manejar.

 

Conductor adolescente con acompañante en el auto

Pregúntale a un adolescente qué significa obtener una licencia y su respuesta a menudo es “libertad”.

Si lo piensas, conducir es la última habilidad de vida que impartimos a nuestros hijos antes de que realmente comiencen a experimentar la edad adulta y la libertad.

Ya no dependen de sus padres para llevarlos a donde necesitan o quieren estar.

Esa libertad también incluye la capacidad de “pasar el rato” y eso a menudo significa que están conduciendo con amigos en sus autos.

Desafortunadamente, los pasajeros son uno de los principales factores que contribuyen a los accidentes automovilísticos de los adolescentes.

Y es probable que debido a la presión de los compañeros potencialmente participen en un comportamiento inseguro.

Estudios sobre seguridad al volante

Los estudios indican que cuando agrega un pasajero adolescente al auto de un conductor novato, esos conductores adolescentes tienen:

Un 50% más de probabilidades de verse involucrados en un accidente automovilístico fatal, con cada pasajero adolescente adicional el riesgo aumenta.

Es por eso que DrivingMBA recomienda a los estudiantes y a sus padres que no deben tener pasajeros en su vehículo durante al menos un año después de la licencia.

Nos damos cuenta de que esa es una expectativa difícil, sin embargo, ese año les brinda muchas más oportunidades para mantenerse enfocados en la conducción y continuar desarrollando sus habilidades de conducción.

La adolescencia es uno de los momentos más difíciles y peligrosos en la vida de nuestros hijos.

Parece que tienen mucho más con lo que lidiar que cuando crecíamos y la presión para “encajar” es cada vez mayor.

Los estudios también indican que la región del cerebro que inhibe el comportamiento arriesgado y controla la capacidad multitarea, el juicio y la toma de decisiones, no está completamente formada hasta los 25 años o más.

Joven mayor de edad manejando un auto.

 

Conducción con compañía

Los jóvenes constantemente corren mayores riesgos cuando sus amigos están mirando.

Cuando se les pregunta a los adolescentes si alguna vez se han sentido inseguros mientras conducían con amigos, más del 65% de ellos admiten que sí.

La mayoría de ellos dicen que se sintieron incómodos al admitirlo al conductor, por lo que a menudo se sientan en silencio y “esperan” que lleguen a su destino.

Tienen miedo de ser ridiculizados o creen que el conductor no escuchará o, lo que es peor, puede aumentar el comportamiento.

Los estudios también indican que los adolescentes tienen el uso más bajo del cinturón de seguridad de todos los conductores y que esta tasa disminuye aún más cuando hay otros adolescentes en sus automóviles.

Les preguntamos a los estudiantes por qué ellos o sus amigos no usan sus cinturones de seguridad y muchos de ellos dicen: “porque se olvidan, o no creen que los necesitan, o no es genial”. ”

En definitiva, la seguridad y responsabilidad de adquirir un auto es muy grande por lo que no se puede tomar a la ligera la decisión de proporcionar un auto a un joven.

Sin embargo, una medida que puede ser de mucha ayuda es buscar un comparador de seguro de coches para tener en mente los beneficios que cumbre en caso de tener un accidente.