Pros y contras al aprender a conducir

Spread the love

Al tener un carro en casa es inevitable cuestionar “¿cuál es la mejor edad para aprender a conducir?”, aquí te damos algunos pros y contras.

Spread the love

Al tener un carro en casa es inevitable cuestionar “¿cuál es la mejor edad para aprender a conducir?“, aquí te damos algunos pros y contras.

Es importante tener en cuenta que la edad para conducir es importante sin embargo contar con un seguro de autos es primordial en cualquier caso.

Mujer manejando un auto con compañía.

Aprendiendo de adulto

Pros:

Es probable que haya más circunspección y cuidado ya que las personas mayores conocen los riesgos involucrados y pueden tener más respeto por el automóvil, la conducción y las carreteras en general.

Los conductores mayores definitivamente tienen una mayor sensación de riesgo, según un portavoz de la Asociación de Instructores de Conducción.

Es probable que hayan visto y tomado nota de los malos hábitos de conducción durante un período de tiempo, y es probable que estén aprendiendo porque tienen que hacerlo o quieren hacerlo, por lo que los niveles de motivación son altos.

Contras:

Las personas mayores pueden carecer de confianza y tener más dudas sobre sí mismos que los conductores más jóvenes. La agudeza mental puede disminuir a medida que pasan los años, por lo que la asimilación de información e instrucciones lleva más tiempo.

El aprendizaje académico también puede ser algo del pasado, por lo que aprender la teoría puede requerir un poco más de trabajo.

Entonces, ¿qué edad es mejor?

El punto óptimo parecería ser temprano a mediados de los años veinte, pero el manejo cuidadoso de un alumno significa que pasar el examen a los diecisiete o dieciocho años vale la pena en aras de tener esta habilidad para la vida en su haber.

La verdad es que esta es una habilidad vital de la vida y puede que te resulte más difícil seguir adelante en la vida si no la tienes.

Si puedes permitirte el lujo de esperar hasta los veinte años, mucho mejor, pero si no comienza temprano y ten en cuenta tus limitaciones.

En definitiva, aprender a manjar es una decisión meramente personal, es decir depende de tus necesidades para tomar el volante o no. Sin embargo, es importante saber si el auto cuenta con seguro automotriz en caso de accidentes.